esva

Entrega del Premio Celia Amoros de la Diputacion de Valencia al Magistrado del Juzgado de primera instancia e instrucción nº 4 de Sueca y violencia sobre la mujer, D. José Luis Mendoza Gastearena

¿Somos más iguales ahora? bastante más. el hecho de que me hayan otorgado este premio representa que hay ciertos hitos en el camino de la igualdad cuando un hombre y miembro de la carrera judicial lo recibe. José Luis Mendoza Gastearena en la entrega del ll Premios Celia Amorós.

El Ilustre Colegio de Abogados de Sueca, representado por su Decano, que estuvo acompañado por la Vicedecana y algunos colegiados, asistió el jueves 23 de noviembre a la entrega del PREMIO CELIA AMORÓS a la persona física que otorgó la DIPUTACIÓN DE VALENCIA al Magistrado titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 4 de Sueca y Violencia sobre la Mujer, D. JOSÉ LUIS MENDOZA GASTEARENA, como reconocimiento a su compromiso e implicación profesional en la lucha contra la violencia de género.

En el emotivo discurso pronunciado y luego de reconocer que fueron sus padres quienes le inculcaron los valores de respeto, tolerancia e igualdad, manifestó que ese galardón era “un reconocimiento a la labor del partido judicial de Sueca en la lucha contra la violencia de género”.

Hubo reconocimiento expreso para el equipo del Juzgado, “por su capacidad de trabajo y cualidades humanas extraordinarias”, para Agustín Sapinya, “fundamental en el apoyo diario a las víctimas”, para los decanos de abogados y procuradores y conjunto de profesionales del derecho “por su trabajo” para sus compañeros de partido “por la paciencia que han tenido estos años ante la prioridad dada a la violencia”, para el Ministerio Fiscal, “por su rigor profesional y gran humanidad con que realizan su trabajo”, para los miembros de la Guardía Civil y Policía Local de los 14 municipios del partido con quien mantiene “un marco de colaboración estrecho y diario”.

En sus agradecimientos el Magistrado efectuó un expreso reconocimiento a la plena disponibilidad del Colegio de Abogados de Sueca y “AL ESFUERZO PERSONAL DE LOS LETRADOS EN LA ACTIVIDAD DIARIA DE LA LUCHA CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO”.

En cuanto al trabajo realizado, reconoció que el  desarrollo de la función judicial, con estricto cumplimiento  de la  legalidad y absoluta imparcialidad, no es incompatible con una justicia próxima al ciudadano y sensible con la problemática social. Que en este difícil y a veces duro trabajo que es la lucha contra la violencia, siempre ha pretendido que las víctimas en sede judicial se encontraran seguras, protegidas y arropadas en el difícil trámite de relatar los malos tratos sufridos. También destacó la prioridad dada a los  procedimientos penales de violencia de género y la celeridad a los asuntos civiles derivados de esa violencia.

Doce años lleva este Magistrado al frente del Juzgado Especializado, reconociendo que es un trabajo que en ocasiones tiene momentos amargos y muy duros, con aciertos y con errores pero con la sensación de que se efectúa un esfuerzo muy considerable en esta materia, y que el premio otorgado le sirve de respaldo y estimulo para seguir realizando el trabajo y continuar innovando.

Durante estos años al frente del Juzgado de Violencia contra la Mujer, el Magistrado ha establecido mecanismos de organización y coordinación con los cuerpos y fuerzas de seguridad de todo el partido judicial – Policía Local y Guardia Civil- para los seguimientos de las medidas de alejamiento. Asimismo ha promovido la creación de un grupo -Treballant per la igualtat- integrado por los concejales de los catorce municipios del partido judicial con competencias en Servicios Sociales para dar mayor eficacia a los mecanismos asistenciales de las víctimas de malos tratos. También participa activamente en la labor de concienciación de los adolescentes, mediante charlas y mesas redondas en los diversos institutos y colegios del Partido Judicial.

La relación de este Magistrado con el Colegio de Abogados de Sueca y con el colectivo de letrados pertenecientes al mismo y que ejercen en ese partido judicial es excelente.

Este Colegio, consciente de la dedicación del Magistrado a la causa de la igualdad y a su implicación más allá de lo estrictamente profesional, en la lucha contra la violencia de género, le propuso el pasado mes de junio como candidato a los premios Derechos Humanos de la Abogacía Española, este año dedicados a la lucha por la igualdad de género.

En la defensa de esa candidatura hablábamos de que en el Juzgado especializado de este partido judicial este Magistrado ha procurado que el trato a las víctimas sea lo más humano y digno. José Luis Mendoza es un claro ejemplo de la lucha por la igualdad, por los derechos de esa gran cantidad de mujeres anónimas, maltratadas, una lucha diaria y no por invisible no menos necesaria. Es la lucha que llega y se siente al margen de los medios, de las redes sociales o de la televisión, la efectiva. La sonrisa, los ojos de esperanza y las gracias al final de ese largo día son las recompensas que se reciben por un trabajo que no parece tal, sino una participación voluntaria y comprometida en una causa, la de la igualdad desde la lucha contra la lacra que es la violencia de género.

En palabras del propio Magistrado “hay un elemento fundamental en violencia de género: evitar la victimización secundaria. Dar un trato lo más humano y digno a las víctimas, y que perciban eso es uno de los objetivos que pretendemos todos los días. Que sientan que se les está oyendo con la mayor delicadeza y atención y que se encuentren cómodas”.

Por eso desde el Colegio consideramos que el premio otorgado por la Diputación de Valencia es algo merecido y agradecemos el recuerdo y mención por el Magistrado al recoger el mismo a los letrados y su labor.

Tal y como el mismo dijo al agradecer la felicitación del Colegio por el premio otorgado, “Es imposible poner el nombre de todos los Letrados que trabajan en asistencia de víctima y detenido, pero hay nombres que están en la retina de todos, los José Maris, las Dolores, las Rosas, las hermanas, los hermanos , Maite, Reyes, las Beatriz, las Isabel, las Noelias, los Vicentes, Ricardo, Emili, los Joses, las María José, Félix, Jordi, Hugo, Héctor… etc.”


Será este Magistrado el que el próximo mes de diciembre dirija y coordine el nuevo curso sobre violencia de género que el ICA SUECA tiene previsto impartir consciente de la necesidad de mantener a nuestros colegiados al día en una materia tan importante y de tanta relevancia como es ésta. Cuanta mayor especialización en la materia mejor prestación asistencial.

Uno de los temas que se pretende abordar es el nuevo Pacto contra la Violencia de Género. En entrevista mantenida con el Magistrado nos ha informado y avanzado cuales son a su juicio las medidas más reveladoras.

Así, nos ha comentado que con dicho pacto se pretende, entre otros objetivos:

  • ampliar el concepto de violencia de género a todos los tipos de violencia contra las mujeres contenidos en el Convenio de Estambul.
  • Introducir un nuevo apartado 5 en el artículo 20 de la LO 1/2004 del siguiente tenor: 20.5: «El abogado o abogada de la víctima de violencia de género ostentará su representación procesal hasta que se proceda a la designación de procurador o procuradora, pudiendo personarse como acusación particular en cualquier momento desde la apertura del procedimiento, sin que ello pueda determinar la retroacción de las actuaciones» (con la legislación actual el abogado o abogada de la víctima no tiene capacidad legal para asumir su representación procesal y, por tanto, no puede ejercer en su nombre la acusación particular hasta que no exista postulación de procurador o procuradora).
  • Suprimir la atenuante de confesión en delitos de violencia de género, cuando las circunstancias de los hechos permitan atribuir fehacientemente su autoría, así como la atenuante de reparación del daño.
  • Perfeccionar la tipificación de los delitos en el ámbito digital.
  • Recomendar la aplicación de la circunstancia 4.ª del artículo 22 del Código Penal,( agravante de genero) en todos los casos en los que resulte probado el elemento subjetivo de motivos machistas o discriminatorios hacia la vicitma
  • No considerar las injurias y calumnias a través de las redes sociales en el ámbito de la violencia de género como únicamente un delito leve.
  • Utilizar la medida de libertad vigilada sobre el maltratador en los momentos en que la víctima se encuentra más desprotegida, como cuando se dicta sentencia condenatoria y aún no se ha ejecutado dicha sentencia, y el agresor ya ha cumplido la pena de alejamiento durante el proceso.
  • Extender la libertad vigilada a los restantes delitos en el ámbito de la violencia de género.
  • Establecer consecuencias a los sucesivos quebrantamientos de las órdenes de alejamiento, como, por ejemplo, el uso de los instrumentos de vigilancia electrónica, cuando concurran los supuestos legalmente previstos. Antes esta opcion no existia, dado que no se permitia la instalacion de pulseras en quebrantamientos
  • Mantener la ampliación de la jurisdicción de los Juzgados de Violencia a dos o más partidos judiciales sólo si repercute en una mejora cualitativa de la atención y los medios con los que se cuenta. En este extremo, José Luis Mendoza aboga por reclamar un Juzgado exclusivo en Sueca.
  • Para evitar la victimización secundaria, priorizar la adecuación de los Juzgados de Violencia sobre la Mujer y juzgados especializados, con dependencias que impidan la confrontación víctima/agresor, dotándolos de medios audiovisuales que eviten la repetición de las declaraciones y de intérpretes cualificados. Estas mismas dependencias podrán ser utilizadas para los casos de agresiones sexuales y trata de personas con fines de explotación sexual.
  • Llevar a cabo las medidas oportunas para la habilitación de instalaciones amigables en los Juzgados (incluidas cámaras de Gesell) para atender a los niños y a las niñas víctimas.
  • Dotar de mayores recursos a los equipos psico-sociales para que los jueces y juezas puedan contar, sin dilación, con los pertinentes informes, evitando el colapso de los juzgados, medida esta que según el Magistrado agilizaría notablemente a los juzgados.
  • Establecer, en el plazo máximo de dos años, las Unidades de Valoración Forense Integral, de las que podrán formar parte psicólogos/as y trabajadores/as sociales, y que, entre otras funciones, asistirán a los jueces y juezas en la valoración del riesgo.
  • Revisar los protocolos judiciales con el fin de que los Juzgados comuniquen a los Puntos de Coordinación de las Órdenes de Protección los autos de sobreseimientos provisionales, las sentencias absolutorias y las sentencias de modificación de medidas en los casos de violencia de género, algo que en la actualidad no se hace.
  • Reforzar en la legislación y en los protocolos que se aprueben y revisen, la absoluta prohibición de la mediación en los casos de violencia de género.
  • Establecer unidades policiales con formación específica en violencia de género que presten atención las 24 horas del día, todos los días de la semana, medida ésta que a criterio del Magistrado resulta fundamental.
  • Incluir a los hijos e hijas en las valoraciones policiales de riesgo de las víctimas.
  • Mejorar el sistema técnico de instrumentos de vigilancia electrónica, implicando a los Ministerios de Justicia e Interior e instar al Consejo General del Poder Judicial para que fomente su uso al menos en los supuestos de «riesgo medio»
  • La eliminación del art 416 de la Lecrim

Ilustre Colegio de Abogados de Sueca