esva

Las denuncias por cláusulas abusivas disminuyen por cuarto trimestre consecutivo mientras que los Juzgados especializados resuelven un 65,49 por ciento más de asuntos que hace un año

Los datos correspondientes a los últimos tres meses de 2018 ponen de manifiesto la tendencia al alza -por sexto trimestre consecutivo- del número de asuntos resueltos por los Juzgados especializados en acciones individuales sobre condiciones generales incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias cuyo prestatario sea una persona física. Así, durante el periodo analizado, los Juzgados especializados resolvieron -bien por sentencia, auto final o decreto- un total de 30.673 asuntos, frente a los 18.967 asuntos resueltos en el trimestre anterior.

Este incremento sostenido del número de asuntos resueltos se produce en paralelo a la progresiva disminución del número de los que son de nuevo ingreso, que han pasado de los 78.221 del cuarto trimestre de 2017 a los 45.990 del mismo periodo de 2018, lo que supone una reducción de 41,2%.

Estos Juzgados, que entraron en funcionamiento el 1 de junio de 2017, conocen de asuntos que se refieren, entre otros, a cláusulas suelo, vencimiento anticipado, intereses moratorios, gastos de formalización de hipoteca o hipotecas multidivisa.

En el cuarto trimestre de 2018, los Juzgados especializados en cláusulas abusivas dictaron un total de 25.760 sentencias, una cifra que triplica con creces la del mismo periodo de 2017 (8.096). El total de sentencias dictadas durante 2018 fue de 71.962, el 96,71 por ciento de las cuales fue favorable al cliente. Desde el 1 de junio de 2017, las sentencias dictadas han sido 81.288, siendo favorables al cliente 78.760, esto es, el 96,89 por ciento.

La tasa de resolución mejora en un 23%

En el último trimestre de 2018, la tasa de resolución ha subido al 66,7%, colocándose muy por encima del 43% del trimestre anterior.

En relación con el mismo periodo de 2017, en el que fue del 13,5 por ciento, la tasa de resolución ha experimentado un aumento de 53,2 puntos porcentuales en un año. Si se tiene en cuenta el periodo que va desde la puesta en marcha de los Juzgados especializados, la tasa de resolución se sitúa en el 30,1 por ciento, incrementándose en casi un 5% con respecto al trimestre anterior. Esta tasa –que es el cociente entre el número de asuntos resueltos y el de asuntos ingresados en un periodo determinado- pone en relación el volumen de entrada con la capacidad resolutiva del órgano judicial.

Los datos recopilados por la Sección de Estadística del Consejo General del Poder Judicial indican que en el cuarto trimestre de 2018 la tasa de resolución fue igual o superior al 50 por ciento en catorce de las diecisiete Comunidades Autónomas, destacando la de Navarra (150,4 %), La Rioja (119,3) y Canarias (101,4%). Por encima de la media nacional se han colocado Galicia, Aragón, Murcia, Asturias, Castilla-La Mancha, País Vasco y Castilla y León. En este grupo se sitúan también Extremadura y Comunidad Valenciana.

Por debajo de la media nacional se sitúan Baleares, Cantabria, Andalucía, Cataluña y Madrid. Esta última es la que tuvo la tasa de resolución más baja de todo el territorio nacional en el cuarto trimestre del año: un 37,6 por ciento.