esva

Sueca dedica un árbol a los letrados del Turno de Oficio 

Sueca se volcó ayer con el Colegio de Abogados en la celebración del Día de la Justicia Gratuita y del Turno de Oficio. Este año, en reconocimiento a la función social y al trabajo de los letrados adscritos al turno, el Ayuntamiento les ha dedicado un árbol que han bautizado como “El Árbol de la Abogacía del Turno de Oficio”. “Nuestro colegio con la total cooperación y complicidad del gobierno local, hemos pensado que era el momento de reconocer y perpetuar en un espacio físico, la dura y poco reconocida trabajo de la abogada y el abogado del turno de oficio”, expresó el decano de los abogados del colegio suecano, Jesús Muñoz.

La alcaldesa de Sueca, Raquel Tamarit; y la consellera de Justicia, Administración Pública, Reformas Democráticas y Libertades Públicas, Gabriela Bravo, fueron las encargadas de descubrir la placa instalada a los pies del imponente ficus que está ubicado ante los juzgados. Al acto que tuvo lugar por la tarde en la misma Placeta del Convent, también asistieron concejales, representantes autonómicos, así como jueces y letrados de la Administración de Justicia.

El decano destacó que con este reconocimiento, “queremos que esta placa recuerde el trabajo de los profesionales que asesoran y velan por los intereses y los derechos de personas que tienen problemas jurídicos y no disponen de recursos económicos”. “Prestamos asistencia las 24 horas del día durante los 365 días del año”, añadió Muñoz.

El decano del colegio suecano reivindicó la abogacía del turno de oficio “como uno de los pilares básicos del estado social, y como tal exigimos unas indemnizaciones justas a los letrados y a los colegios que lo gestionan”. En este sentido, reconoció “el gran esfuerzo que está haciéndose desde el actual gobierno de la Generalitat y en especial desde la Conselleria de Justicia para mejorar las políticas sociales y en concreto las retribuciones a los abogados del turno de oficio”. “Avanzamos por buen camino hacia la dignificación de este servicio público esencial, pero todavía queda mucho por hacer”, concluyó.

La consellera, por su parte, explicó que ella misma estuvo tres años, a finales de los 90, trabajando en los juzgados de Sueca, los mismos ante los cuals tuvo lugar ayer el acto, y de los cuales, dijo, “guardo un muy buen recuerdo”. Gabriela Bravo destacó que la prioridad del Consell desde el principio ha sido “ mejorar la vida de las personas. “Y para conseguirlo es importantísimo disponer de un sistema judicial garantista, que permita el acceso a la justicia a todas las personas en condiciones de igualdad, donde la figura del abogado es esencial”, añadió.

“Necesitamos poner en valor el importante trabajo que desempeñan los letrados del turno de oficio”, aseguró. Por eso, explicó que entre las primeras medidas que tomaron en la Conselleria que preside, fue “configurar un nuevo modelo de Justicia Gratuita, en la que los abogados se sientan reforzados y apoyados; apostar firmemente por la especialización y la formación; y también, mejorar las condiciones económicas de los letrados para dignificar su importante labor”. “Año tras año hemos ido incrementando las retribuciones, hasta subirlas un 60% respecto a 2015, pero todavía no es suficiente”, detalló.

Por último, la alcaldesa Raquel Tamarit, recordó que el año pasado, el Col·legi d’Advocats de Sueca, recibió la máxima condecoración del consistorio, la Medalla de Oro de la Ciudad, en reconocimiento “al compromiso firme que ha mostrado siempre con la lengua y el Derecho Civil de los Valencianos, además de su indiscutible tarea en defensa de los sectores sociales más desfavorecidos”.

Tamarit estableció una analogía entre el ficus y la contribución social del servicio de la Justicia Gratuita. “Vosotros, sin duda, simbolizáis este buen árbol, de largas ramas, raíces fuertes y sombra generosa, que da cobijo y protege”, dirigió la alcaldesa a los abogados. Así, “este ejemplar que hoy os cede el pueblo de Sueca, quedará vinculado para siempre al trabajo y a la importantísima aportación social que realizáis todo el colectivo del turno del Partido Judicial de Sueca”, afirmó la primera autoridad municipal antes de proceder, junto a la consellera de Justicia, a descubrir la placa dedicada a los abogados del turno de oficio, instalada a los pies del árbol.

Concentración por la mañana

Las actividades de la jornada del jueves se iniciaron a mediodía con una concentración de los abogados a las puertas de los juzgados. El decano, Jesús Muñoz, dio lectura a un manifiesto en el cual defendieron la necesidad de la asistencia jurídica gratuita y reivindicó el papel indispensable de los abogados del Turno de Oficio, a la vez que destacaron las carencias que afectan a ciudadanos y profesionales, como “la excesiva burocracia y un irracional control de la Administración de las certificaciones de las actuaciones de los letrados”. También reclamaron la necesidad de una sede de Fiscalía a nivel de partido judicial, y en el ámbito local, denunciaron la dispersión de los juzgados del municipio.

Exigieron, una vez más un pacto de Estado para la Justicia, como única vía “para obtener el compromiso político y de las Administraciones Públicas para garantizar los derechos de los más desfavorecidos”.

Por último, los abogados del colegio suecano recordaron que continúan apoyando las medidas de igualdad de género y denunciaron “la grave situación en la cual miles de seres humanos se ven abocados a procesos migratorios sin que se los doy una solución, ni digna ni humanitaria”.